Multigestión

Protéjase de la Inflacción

jueves, 5 de septiembre de 2013

La Displasia de Cadera


La displasia de cadera es muy común en varias razas de perros.

Para poder detectar si tu perro sufre de este mal podrás detectarlo mediante los siguientes síntomas. 

Lo primero es el cojeo de tu perro y la inflamación, se manifiesta a través de una displasia de los huesos que están en las zonas de las caderas unidas al fémur, tiene su origen producto de la herencia genética y en ocasiones puede también adquirirla por si mismo lo que produce que los huesos lentamente se descalcifiquen por completo. 

Puedes detectarla y comprobarla realizándole a tu perro una radiografía.

El tratamiento adecuado para la displasia consiste primero que todo consultar siempre a un veterinario para que te oriente de forma adecuada y específica. 


Pero tú  puedes ayudarlo evitando que realice muchos ejercicios, cuidando su dieta, evitar utilizar productos o alimentos que potencien el crecimiento, procurar reposo para el perro, darle los medicamentos indicados (analgésicos y anti-inflamatorios).