Multigestión

Protéjase de la Inflacción

domingo, 22 de septiembre de 2013

¿Cómo Controlar a un Perro Que Tiene Mucha Energía?

Un perro con mucha energía puede ser especialmente absorbente.

Cuando te vas unas horas al día, y vuelves a casa con un perro que literalmente no puede quedarse quieto, la primera respuesta suele ser la ira. Pero para un perro con mucha energía y propenso a excitarse, la ira es la última emoción que debes exhibir.

Mucha gente intenta entender qué causa este nivel de excitación en sus perros. Es difícil indicar exactamente cuál es el detonante. A veces los excitados ladridos vienen por que sí, y en ocasiones pueden ser simplemente puro aburrimiento.

Ayudando a un Perro Aburrido

Un perro aburrido necesita una cosa: atención. Y esa atención debe venir en forma del máximo ejercicio posible. El 90% del tiempo, el mayor culpable aquí es que el perro se queda sentado en casa sin nada que hacer.

Esta falta de acción puede meterlo rápidamente en un círculo que sólo hará que sea más difícil para él relajarse y disfrutar el resto del día. Pero, ¿cuánto ejercicio puede necesitar?

Esto depende de la raza. Ciertas razas como los perros de trineo o de trabajo (malamutes y huskies) necesitan MUCHO ejercicio. Estamos hablando de 2-3 horas al día de paseo o carrera para estimular su deseo de trabajar.

Los perros pequeños tal vez no necesiten tanto ejercicio, pero ten en mente que algunas razas como los Terrier también son criadas para trabajar, y puede parecer que nunca se les acaba la energía.

Tratando con la Ansiedad por Separación

A veces la sobre excitación es simplemente una forma de ansiedad relacionada con el hecho de que tú te vas y luego vuelves a casa.

Para empezar, deja de recompensar a tu perro por este comportamiento cuando llegues. Sólo lo empeoras, a la larga.

En lugar de darle atención extra cuando llegues a casa, ignóralo y no le permitas saltar sobre ti.

Cuando tengas más tiempo, empieza a enseñarle a parar de actuar tan vehemente cuando te marchas.

Esto puede necesitar mucho tiempo y paciencia. Básicamente lo que debes hacer es salir y quedarte tras la puerta por un corto período, intentando alargar el tiempo que él puede aguantar hasta que vuelvas. Combina esto con un buen juguete y dale su propio espacio cuando te marches.

Calmando a un Perro Bullicioso

La manera más sencilla de calmar a un perro muy excitado, asumiendo que hace el suficiente ejercicio, es entrenarlo. El trabajo que lo llevará pensar sobre tus comandos puede ser extenso, obligándolo a llevar al límite sus capacidades mentales. Hacer esto suele relajarlos un poco.

Esto empieza por enseñarle que tú tienes el rol de líder en casa. A partir de aquí, por supuesto, deberás enseñarle algunos trucos simples, como "siéntate", "espera" o "quieto".

El perro se concentrará, así que intenta mantenerlo así para que rápidamente olvide la fuente de su excitación y encuentre un estado de calma más fácil de controlar.


No todos los perros se calman del todo. Algunas razas son simplemente más excitables que otras y siempre serán un poco más descaradas. Pero cuando un perro está tan excitado que rompe con el horario y las actividades diarias, es que necesita algún tipo de atención especial para ayudarle a reducir la sobre abundancia de energía.