Multigestión

Protéjase de la Inflacción

viernes, 13 de septiembre de 2013

Alimentación Para Perra Embarazada

Las perras que serán madres, no requieren de mucho alimento adicional en el periodo de gestación que contempla las 5 u 6 semanas. 

Esto se debe a que el cachorro que está dentro de la madre aún no se ha formado por completo. 

Donde sí es importante prestar mucha atención al cuidado maternal es en los últimas tres semanas de gestación ya que en esta etapa se da lugar a la mayor parte del crecimiento del cachorrito bebe.

En esta fase de gestación de la madre debes incrementar la ingesta energética de alimentos que consumirá en al menos un 15% más de lo normal. 

Hasta que se produzca el momento del parto en el que su ingesta energética debe alcanzar un 50% más de lo habitual.

Producto de que una vez dado a  luz, la perra  necesita recuperarse totalmente y fortalecer su lactancia materna, ya que es una de las etapas más importante para el desarrollo del cachorro recién nacido.

La lactancia es la fase más importante, sobrepasando a la etapa de gestación. El aumento en las necesidades energéticas dependerá al tamaño y la edad de la camada, pero en el momento de esta etapa, cuando los cachorros tienen aproximadamente cuatro semanas de vida, los requerimientos energéticos de la perra pueden ser hasta cuatro veces más altos de los habituales.

Por lo tanto cuida de mantener a tu perra bien alimentada después de que haya dado a luz, proporcionándole alimentos saludables, ricos, que sean de fácil digestión y concentrados en nutrientes, darle alimento varias veces al día  o dejárselo constantemente lleno, para su libre disposición durante el día. 

Y no olvidar tenerle siempre agua fresca ya que necesita mantenerse hidratada a todo momento por la cantidad de líquido que pierde en el proceso de elaborar la leche materna.

Si te gusta correr o hacer excursiones, asegurate de que tu perro está preparado para estos ejercicios. Algunas razas pequeñas pueden sobre calentarse muy pronto, hasta el límite de la enfermedad o incluso la muerte (como perros falderos o muy pequeños)

Adicionalmente, asegúrate de proteger a tu perro contra garrapatas, gusanos o pulgas antes de llevarlo a los bosques.  No les hará ningún bien ejercitarse sólo para traer una enfermedad a casa. Un perro bien ejercitado siempre se comportará mejor que uno sobre excitado, alterado, con mucha energía disponible. Es además una buena manera de saber fácilmente si tu perro tiene otros problemas de comportamiento que pueden ser confundidos con la sobre excitación.

Lo mejor de todo, estos ejercicios te permitirán disfrutar de tu perro de muchas más maneras, divirtiéndose y jugando juegos que les hará acercarse el uno al otro. No puedes solidificar una relación, nada ayudará más a un perro y su amo que unas horas cansándose el uno al otro ahí fuera.


Espero que te hayan gustado estos consejos.