Multigestión

Protéjase de la Inflacción

sábado, 24 de mayo de 2014

Prevención de enfermedades y desparasitación de los cachorros huérfanos.

Los cachorros huérfanos corren un riesgo mayor de padecer enfermedades infecciosas como el moquillo y la parvovirosis o parvovirus, en especial aquellos huérfanos que no recibieron calostro de la leche de su madre natural.

El calostro que se produce durante las primeras 24 horas después del nacimiento es rico en anticuerpos protegiéndolo de enfermedades, el calostro contiene anticuerpos que proporciona inmunidad de tipo pasiva contra muchas enfermedades, por consiguiente, los cachorros que nunca se han alimentado con la leche de la madre no poseen una buena inmunidad.

Debido a la posible falta de inmunidad, vacunar los cachorros es muy importante. 

Algunos veterinarios pueden recomendar empezar las primeras vacunaciones a una edad más temprana.

Desparasitación


El tratamiento para la desparasitación se inicia a los 21 días de nacidos y se repite a las 4, 6, y 8 semanas de edad, revacunándolos después cada 4 meses. 

Si hay riesgo de reinfestación en el lugar o no se tiene un control adecuado sobre el animal se recomienda revacunarlos cada 2 meses.