Multigestión

Protéjase de la Inflacción

lunes, 19 de mayo de 2014

¿Cómo se limpian las manchas de orina en la alfombra?

Lo incorrecto es tratar de limpiarlas con agua y jabón u otro limpiador que contenga amoniacales o lavandina (tienen amoniaco o hipoclorito de sodio sustancias presentes en la orina), los cuales limpiarán a medias y enmascararán el olor o aumentarán el olor en el peor de los casos, pero sin eliminarlo, el perro al tener un olfato más sensible que el nuestro, igual percibirá el olor a su propia orina y lo estimulará a orinar nuevamente.

La manera correcta de limpiarlas es poner sobre la mancha fresca papel absorbente o papel de diario, un paño seco o piedritas sanitarias (que son muy absorbentes), una vez que se logró absorber todo el líquido posible, hay que rociar con productos comerciales que contienen bacterias vivas y enzimas específicas que producen una digestión y destrucción del resto, eliminando de esa manera, el olor a orina.

Estos microorganismos naturales realmente, se "comen todo" quitando de las fibras más profundas de la alfombra las moléculas de olor, de esa manera se elimina en forma definitiva el "aroma" que estimula al perro a orinar nuevamente en el lugar.

Además de los eliminadores de olor, estos productos contienen limpiadores suaves que ayudan a quitar el descoloramiento y restauran las fibras de la alfombra a su estado original, dejando un olor agradable.


Sí la mancha ya está seca, los productos anteriores ya no son tan útiles, se necesitan bacterias y enzimas digestivas más agresivas, también hay productos más fuertes que limpiarán en forma correcta, aunque se sugiere una segunda aplicación a las 24 horas.