Multigestión

Protéjase de la Inflacción

domingo, 11 de mayo de 2014

¿Por qué los cachorros cuando juegan muerden todo?


       A todo cachorro le gusta morder y masticar, es parte de su mundo y no puede evitarlo, así como saltar y jugar, pasa mucho tiempo mordiendo algo, es una forma de aprender a usar su boca como herramienta de caza más importante. 

       Esta actividad también la hace con los miembros de la casa, principalmente con los niños con los cuales juega todo el tiempo, pero como sus dientes son de leche (dentición temporaria), esta  dentadura primaria se caracteriza por tener dientes filosos que pueden producir heridas en los niños y otras laceraciones. Hay varios métodos que se utilizan para eliminar esta conducta:

Sosteniendo la boca cerrada


        Este método es el más simple, consiste en tomar la boca y mantenerla cerrada, sin apretar demasiado, el cachorro le disgusta esta situación y comenzará a gemir al sentirse incómodo, sostenemos su boca cerrada por unos segundos. Sin causar dolor. Espere 4 a 5 segundos y entonces hay que soltarlo. No hay que decirle nada y seguir con la tarea que se estaba haciendo, cada vez que quiera morder se hace lo mismo y en unas cuantas sesiones, relacionará el hecho de morder con el de tomarle la boca y lo dejará de hacer.

       No es recomendable que lo hagan los niños, porque a ellos puede gustarle tomarle la boca al cachorro como una forma de diversión y entonces pueden instigar al que el animal muerda para tomarle la boca, de esta forma pueden herirse ellos o lastimar al cachorro.

Respuesta rápida y redirección

       Consiste en emitir un sonido de "dolor" en forma fuerte y aguda que puede ser !ayy!, el sonido debe ser súbito y fuerte para que el cachorro se sobresalte e inmediatamente detenga la conducta, si se ha realizado correctamente, el cachorro dejará de morder sorprendido, en ese momento, rápidamente hay que darle una pelota o juguete que él pueda masticar. Esto redirige la conducta hacia el elemento que le administramos para que muerda, de esta manera el animal aprende a morder el juguete cada vez que le damos la orden cuando quiere mordernos , en algunos casos esta metodología excita aun más al cachorro, en esta caso hay que probar con otra forma de educación.

Detener la acción

         Cada vez que muerda, hay que irse inmediatamente de su lado y dejarlo solo, esto puede ser efectivo con niños, ya que el cachorro relacionará que cada vez que muerde lo dejan solo, perdiendo sus compañeros de juego y ya no será tan divertido.

       No importa qué método se use, pero no se debe incitar al cachorro a morder provocándolo con las manos o haciendo juegos como remolcarlo prendido con sus dientes en alguna tela o palo, se debe estimular a que muerda sus propios juguetes.