Multigestión

Protéjase de la Inflacción

sábado, 31 de agosto de 2013

¿Que Hacer Si Tu Perro Gruñe?

Hoy trataremos un importante aspecto de la conducta canina...

Los gruñidos de un perro ¿está enojado tu perro o simplemente está tratando de decirte algo?

Cuando un perro gruñe, es un signo de que se siente incómodo ante una situación específica. Como dueño de un perro, puedes observar esta conducta y descubrir qué cosas tienden a molestar a tu perro o cachorro.

Esto te da la posibilidad de ayudarlo a relajarse durante estas situaciones.

Muchas veces el perro gruñe cuando se le acerca otro animal o una persona. Y si este gruñido es escuchado y la persona se aleja, el perro dejará de gruñir porque su mensaje ya fue entendido.

En realidad, el gruñido es simplemente otra forma de comunicación usada por los perros.

Pero las personas deben entender esta comunicación, especialmente los niños. Si un niño se aproxima a un perro y no presta atención a los gruñidos de éste, corre el riego de ser mordido por el perro.

Imagina que tu hijo pequeño se acerca a tu perro que está acostado y éste lo ve y voltea lentamente su cabeza hacia otro lado y gruñe en un tono bajo ¿Sabes qué significa esto?

Por supuesto que no todos los gruñidos son peligrosos y en esta situación aparentemente tu perro sólo está tratando de comunicar que no quiere ser molestado.

No lo tomes de forma personal.

Muchos dueños de perros toman esta conducta canina de forma personal. Ellos suelen castigar a sus perros cada vez que éstos les gruñen. Esto es un gran error y puede producir mayores problemas de conducta en el futuro.

Lo que estás haciendo en esta situación es bloquear la más importante vía de comunicación de tu perro. Si sigues con esta práctica, en un futuro cercano, tu perro puede dejar de darte un gruñido de advertencia y puede morderte de manera inmediata.

Diles a tus hijos que deben dejar de hacer lo que están haciendo cuando un perro les gruñe. Pero no deben salir corriendo.

Ellos deben alejarse del perro con tranquilidad a una distancia segura, pero LENTAMENTE. Y dile a tus hijos que deben contarte exactamente lo qué sucedió para que puedas seguir enseñándole a tu perro las habilidades en obediencia que necesita.


¡Saludos!