Multigestión

Protéjase de la Inflacción

miércoles, 21 de agosto de 2013

Esfuerzos de tu cachorro

        Ahora que sabemos más sobre el esfuerzo que hace tu cachorro para decirte cómo se siente o en qué estado mental se encuentra, trata de tener esto en cuenta en el entrenamiento de tu cachorro y en la vida diaria junto a él.

Cuando le enseñes a tu cachorro a sentarse éste debería estar en un estado juguetón o receptivo. Si se muestra dominante, entonces debes considerar que tal vez el cachorro no te está tomando en serio, o bien puede que esté con una actitud obstinada y, probablemente, necesites ser más enérgico.

Una conducta un tanto sumisa no es un mal signo, ya que significa que el perro sabe que tú estás al mando.

Si tu cachorro se muestra fastidiado, asustado, inquieto o incluso hostil, debes detener  la sesión de entrenamiento y consolarlo inmediatamente. Si la sesión se ha extendido por más de 15 minutos, suspéndela por un momento y toma un descanso.

Cuando retomes el entrenamiento toma las cosas con más calma o cambia la forma de entrenamiento.

Además, trata de estudiar la conducta diaria de tu mascota. Observa a tu cachorro en diferentes circunstancias y pronto te darás cuenta qué le gusta, qué no le gusta y cuál es su estado de ánimo. Así, podrás tomar medidas para complacerlo con lo que más le gusta y darle más ánimo y seguridad en
circunstancias que para el cachorro son más complejas.


Hasta la próxima,