Multigestión

Protéjase de la Inflacción

jueves, 8 de agosto de 2013

Educa a tu perro


     Lo sé, es probable que creas que el adiestramiento dañará la maravillosa relación que tienes con tu perro.

     Con seguridad tu perro chilla irritantemente cuando lo sacas a dar un paseo y tienes que mantenerlo encerrado durante una cena con invitados dado que les ladra y les gruñe a tus amigos, pero eso está bien, ya que eso es lo que hacen los perros ¿Verdad? Hummm... no es tan así.

     Lo siento por reventar tu burbuja, pero a pesar de no ser humano también se espera que tu perro se comporte de manera civilizada.

     Probablemente sus travesuras te parecen encantadoras, hasta podrías pensar que es adorable cuando salta al patio de tus vecinos y araña sus puertas, pero con toda seguridad las víctimas no estarán para nada de acuerdo contigo.

     Podrías pensar que no quieres ejercer el tipo de autoridad requerida para ordenarle a tu perro que se comporte mejor, y eso está bien realmente. Ser el dueño de un perro no implica que debas transformarte repentinamente en un amo" domador" y tendrías razón en condenar la patética idea de tratar de dejarle en claro a un animal quién es el que manda.

     Sin embargo, el error está en la comprensión básica de lo que es el adiestramiento canino. Debes darte cuenta que adiestrar a tu perro no se trata de probar tu superioridad sobre él, el adiestramiento no es un método que pretenda enseñarle "reglas humanas" y, de ese modo, hacerlo más "humano". El adiestramiento no intenta "humanizar" a un perro.

     Lo que se pretende, en realidad, es que mejores la relación con tu mascota y, por supuesto, hacerla más sociable.

     ¿Qué sentido tiene eso? podrías preguntar. Bueno, aquí va la respuesta. La mayoría de nosotros ocupamos la mayor parte de nuestras vidas trabajando duro en la oficina, tomando nuestro café y leyendo hojas de balance.

     El poco tiempo que tenemos con nuestra familia y mascotas tratamos de combinarlo con algo de vida social. Vamos a dar un paseo por el parque en una tarde agradable luego del trabajo, o vamos a una casa de un amigo a ver una película.

     Si nuestros perros son poco amistosos, entonces en todas estas ocasiones los dejamos en casa, solos, de modo que nunca forman parte de nuestras vidas.

     Ahora, al igual que los seres humanos tu perro también se siente solo, deprimido y terriblemente triste cuando queda solo en una casa oscura sin que nadie le pueda dar unas palmaditas en su cabeza.

     Por lo tanto, puedes darte cuenta que debido a tu aversión al adiestramiento impides que tu perro disfrute de tu compañía y de las actividades que realizas.

     El adiestramiento en obediencia es un medio que le permite a tu perro desenvolverse de mejor manera en su ambiente inmediato.

     Además, facilita la vida de tu perro y la de aquellos que viven con él. Adiestrar a tu perro te dará mayores oportunidades de pasar tiempo con tu amada mascota, sin importar dónde vayas ni con quién vayas.

     Así que dale una palmadita a tu perro y empieza a adiestrarlo. Unas cuantas palabras mágicas como junto (caminar al lado), échate, quieto, ven y sentado cambiarán tu relación con tu compañero favorito para siempre.

    Y una forma sencilla de adiestrar a tu perro RÁPIDO es siguiendo mis cursos de Adiestramiento Canino. Fáciles de comprender y llevar a la práctica. Ellos se lo merecen.