Multigestión

Protéjase de la Inflacción

domingo, 22 de junio de 2014

¿Los perros sufren ataques cardíacos?

En las personas el "ataque cardíaco", generalmente, es una trombosis coronaria (una obstrucción de los vasos sanguíneos que irrigan al corazón producido por placas de tejido graso). En perros y gatos es muy raro el "ataque cardíaco" pero sufren de otras patologías del corazón.

Estas afecciones son más comunes en gatos y se las denomina cardiomiopias. Son enfermedades propias del músculo cardíaco. En el pasado, un tipo de cardiomiopia dilatada (agrandamiento del músculo cardíaco y por consiguiente el corazón aumenta de tamaño), era más común porque en muchos gatos con una dieta inadecuada, no ingerían un aminoácido llamado taurina que favorecía esta patología del corazón, actualmente, en los alimentos balanceados de buena calidad contienen suficiente concentración de taurina para prevenir este tipo de cardiomiopias.


Los perros también pueden padecer cardiomiopias pero se relacionan con patologías de las válvulas del corazón. Las válvulas se sitúan entre las cámaras del corazón (las aurículas y ventrículos), permitiendo que la sangre pase de una cavidad a otra y evita el reflujo hacia atrás del líquido sanguíneo. Cuando existen enfermedades en estas válvulas se producen los comúnmente llamados "soplos cardíacos", y estos "murmullos" son producidos por un deficiente cierre valvular.